Pelea, escándalo y golpes a la salida de Infama

15/09/2011 | 02:25

César Notaro y Agustina Brisel: se terminó la amistad

Ayer, en Infama, Agustina Brisel y Liliana, la stripper gorda, se enfrentaron a César Notaro, productor de La Casa del Gran Bizarro. La travesti y la stripper acusan al productor de prometerles cosas que no cumplió, y de deberles el dinero por su participación en el reality, entre otras cosas. Lo acusan de “estafa” y “acoso“.

Las cosas en el programa levantaron temperatura, y terminó todo con una gran trifulca en la calle.

“Salimos de Infama, nos agarraron la gente de Notaro, nos agredieron, me tiraron tierra en la cabeza, me vinieron a pegar, me dijeron hija de puta, traidora”, contó Agustina Brisel a Exitoina.com.

“Estaban César Notaro, la Giovanni, Luis Perdomo, el transformista Nicolás me vino a increpar, me quería pegar, le pegaron una piña a mi custodio, yo me meti en un bar a llorar y esperar a la policia, estaba desesperada“, dijo. “Me insultaron a mí y a Liliana le decían de todo”, agregó.

Brisel, además, continuó con sus acusaciones contra el productor: “Notaro me pidió sexo a cambio de estar en Gran Bizarro“, indicó, y además manifestó que su affaire con Martín Palermo fue un invento del productor, que “me obligó a contarlo”. “Yo ya me cansé, ahora voy a decir la verdad de todo“, amenazó la mediática travesti.

También consultado por Exitoina.com, Notaro da su versión de los hechos, y contradice a la rubia: “Agustina provocó a Pamela Love. Imaginate, dice que no tiene para comer y llevó un custodio, que le pegó un sopapo a Pamela Love”.

“Agustina es una desagradecida, inventó lo de Palermo y me quiere mandar al frente a mí”, acusó Notaro.

“Salimos lo más tranquilos de Infama, salió Pamela Love, la Giovanni y yo y uno de mis productores, para irnos con el coche. Agustina empezó a provocar a Pamela Love, ‘vos qué te metés, cachivache’, le dijo, y el custodio empezó a amenazar a todos y amagó con sacar un arma. ‘Llamalo a Mandía, llamalo a Mandía”, repetía. Por suerte, mi camarógrafo grabó todo. Agustina se borró, nosotros seguimos a su custodio que se metió en el garage y lo grabamos cuando salía”, relató.

“La indignación de la gente de la Casa del Gran Bizarro es que esta gente se ha confabulado y dicen todas mentiras. Esta chica, Pamela Love, fue a la puerta del canal porque estaba indignada, estaba enojada por lo que vio en Infama. Y cuando se la cruzó a Agustina, ella le dijo a su custodio ‘por favor sacámela de encima’”, contó el productor.

Agustina se da vuelta como una media, no tiene códigos de nada. Yo hasta ahora fui macanudo con la mina, y todos me dicen que soy un boludo”, apuntó, y agrega: “por fama hace cualquier cosa”.

La misma historia la hizo con Palermo. Yo jamás le pedí sexo, yo le di una mano, la mina trepó, no puedo creer cómo se dio vuelta”, acusó.

“Yo no le prometí un sueldo a ninguno de la casa, yo les dije que vayan a cambio de difusión, yo no prometí un sueldo a nadie, además nosotros firmamos con cada uno de los integrantes de la casa una autorización de uso de la imagen, a ellos les conviene que lo emitamos”, contó.

“Nadie hace plata con el reality, el tema es la difusión y darse a conocer… así como en otros programas que van de invitados no se paga el bolo, acá son invitados”, explicó.

“La mayoría está agradecido, salvo este grupo”, indicó, y dijo que “yo no quiero tener quilombo con nadie, no me gusta ir todos los dias a la tele a enfrentarme con todos, van a tener que probar lo que dicen en la justicia. Esto termina en Tribunales“.

Una pelea que parece no tener fin.