Jorge Rial y Luis Ventura fueron citados a declarar por las fotos de Jazmín de Grazia

14/02/2012 | 16:09

El juez de instrucción porteño Juan Ramos Padilla, quien investiga la filtración de las fotos del cadáver de Jazmín de Grazia, citó a declarar como testigos a los periodistas Jorge Rial y Luis Ventura, quienes públicamente admitieron que les habían ofrecido el material fotográfico del cadáver y el departamento de la modelo, informa Télam en su sitio web.

El juez, además, secuestró 60 teléfonos celulares de personal policial que tuvo contacto con el sumario, informaron fuentes de la investigación.

El magistrado también apartó de la pesquisa a la Policía Federal y puso a trabajar en los procedimientos a la Prefectura Naval Argentina.

Los voceros explicaron que con el secuestro de los 60 celulares, el juez pretende realizar entrecruzamiento de llamados y análisis de comunicaciones para intentar determinar quién o quiénes son los responsables de la filtración del material fotográfico de la causa que apareció publicado en el diario Crónica.

Los voceros indicaron que la Prefectura también secuestró y se encuentra analizando las cámaras, impresoras y equipos fotográficos de los peritos fotógrafos que actuaron en la escena del hallazgo, para establecer de qué equipos salieron las copias de las fotos que llegaron al diario Crónica.

Este expediente se originó en una denuncia que formuló el propio juez de la causa que investiga la muerte de De Grazia, Ernesto Botto.

Por este tema, la propia ministra de Seguridad de la Nación, Nilda Garré, ordenó a la Jefatura de la Policía Federal una investigación interna y el pase a disponibilidad de los policías que pudieran estar involucrados.

Jazmín de Grazia (27), apareció el 5 de febrero pasado muerta y sumergida en la bañera de su departamento, en un quinto piso de un edificio ubicado en la avenida Las Heras y Rodríguez Peña.

La joven modelo y periodista había llamado a su novio para indicarle que se sentía mal y fue el joven quien con la ayuda de un cerrajero entró al departamento y la encontró fallecida.

La autopsia confirmó que la chica murió por asfixia por inmersión y la principal hipótesis es que se ahogó al descompensarse por un supuesto abuso de sustancias, ya que en el departamento se encontró un plato con restos de cocaína y algunos fármacos.

Télam