Madonna alquiló el Uritorco por un día

05/03/2013 | 10:47

El Cerro Uritorco, en Córdoba, es bien conocido por prácticas esotéricas frecuentes y, en décadas pasadas, por los avistajes de OVNIs referidos por locales y turistas.

Por eso, sorprendió que el 21 de diciembre pasado, fecha en la que según una antigua profecía maya el mundo se iba a terminar, el lugar permaneció cerrado a los turistas. La historia oficial indicaba que se cerró el lugar por temor a un suicidio masivo. Sin embargo, los rumores decían que hubo un millonario que pagó para que se cierre el acceso al cerro. O una millonaria, más bien.

Según publicó hoy el diario Muy, la más que famosa Madonna habría pagado medio millón de dólares a las dueñas del cerro por su uso exclusivo durante un día.

Cuando programó la gira por Argentina, la diva pidió actuar en Córdoba el 22 de diciembre, algo que resultó extraño, ya que tenía fechas programadas para el 13 y el 15 en Buenos Aires y el 19 en Santiago de Chile. Pues bien, según el matutino, la intérprete ya había organizado el viaje al Uritorco con un séquito reducido para el día del “fin del mundo”.

Madonna arribó a La Cumbre (distante 19 kilómetros de Capilla) por vía aérea. De allí, en una cuatro por cuatro, se dirigió a El 44, un complejo cinco estrellas. Un nutrido batallón de guardaespaldas rodeó la base del cerro y esperó la llegada de la caravana de autos que trasladó a la reina del pop y sus acompañantes, que subieron hasta la cima.

“Primero llegó un grupo de patovicas que rodeó el lugar, aunque la montaña ya estaba cerrada. Después aparecieron cuatro camionetas en las que viajaban unas veinte personas. Bajaron como una formación de rubgy: cubrían a alguien que iba en el medio. Los patovicas se quedaron en la base. Siete horas después bajaron los que subieron a la cima. Luego me enteré que era Madonna, pero yo no la alcancé a ver”, dijo un comerciante del lugar, según recoge Minuto Uno.

Cerca del Uritorco están Las Gemelas, dos montañas similares. Allí hay un lugar que se llama Agua de los Palos, con un restaurante y una pileta. Una de las mozas del establecimiento contó que Madonna cenó allí comida vegetariana. Al otro día, la diva cantó ante 50 mil personas en Córdoba.