Violetta creció: “Mi plata no se toca”

Martina Stoessel, a punto de estrenar la segunda temporada de la exitosa Violetta.

20/04/2013 | 17:10

Por Gustavo Mendez | Diario Perfil

Si hubiera nacido en Estados Unidos y Violetta se emitiera por el Disney Channel de las tierras de Obama nadie dudaría de estar en presencia de una potencial sucesora de Miley Cyrus. Parece exagerado pero los números internacionales que Martina Stoessel generó encabezando la telenovela teen resultan prueba contundente: en la primera temporada la audiencia creció 93% y lideró los primeros puestos en Argentina, Colombia, Chile, España, Turquía, México, Rusia; el primer CD es disco de oro en Colombia y Chile, platino en Uruguay y Venezuela, y cuádruple platino en Argentina, superando las 180 mil copias vendidas en cada país, mientras que el segundo disco, Cantar es lo que soy —incluye un DVD— ya es triple platino en nuestro país y los creadores planean realizar sesenta funciones en el Gran Rex.

“En algún punto caigo y a la vez no caigo de lo que me pasa. Es loco que me pidan autógrafos nenas que en su remeras tienen mi cara o que escriban seguidores de todo el mundo o que me esperen docientos fans en un aeropuerto y luego me sigan hasta el hotel en combis que alquilaron como me sucedió en Santiago de Chile”, explica la protagonista de 16 años que este lunes regresa con la segunda temporada de Violetta (a las 18 por Disney Channel).

—¿Cómo arranca tu día?
—Me despierto a las siete de la mañana y a las ocho empiezo a grabar en Estudios Baires de Don Torcuato hasta las 14, porque soy menor de edad y solo puedo trabajar seis horas diarias. De colegio tengo clases particulares dos veces por semana, es un nuevo método a distancia que usan tenistas jovenes, por ejemplo, porque iba a quedar libre del Colegio Martín y Omar. Rindo libre cinco materias a mitad de año y cinco en diciembre y me mandan la tarea por email. Este fin de semana empiezo guitarra, sigo con canto una vez por semana, y además los sábados me junto con mis mejores amigas y paso tiempo con mi familia, que es lo más importante. .

—¿Qué cambios tendrá la nueva temporada de Violetta?
—Mi personaje cambia mucho, está más decidida, madura, mucho más mujer, sabe cómo enfrentarse a Ludmila y llegará una persona muy especial (el actor español Diego Domínguez), que en principio no le va a agradar mucho pero por otro lado la atrae. Habrá más de veinte canciones nuevas, videoclips y personajes más la participación de la actriz estadounidense Bridgit Mendler (Buena Suerte Charlie).

—¿Y vos cuánto cambiaste?
—Fue un cambio rotundo, es un shock muy fuerte por lo que se generó acá y en el resto del mundo. Me divierte más esta temporada, le pongo muchas cosas de mi personalidad como chistes, muletillas.

Tini —tal como le dicen sus amigos y familiares— era fanática de Hannah Montana, Chiquititas y Patito Feo —comedia infantil que dirigió su padre, Alejandro Stoessel, quien luego le ganó un juicio millonario a Tinelli—. “Le pedía por favor a mi papá que me llevara a las grabaciones y que me diera un personaje de hermana de Antonella (Brenda Asnicar). Hasta que aceptó e hice tres participaciones: era la asistente de Matías Alé. Mi papá no quería que me vinculara de muy chica con el medio“, recuerda Martina.

También iba a ShowMatch. Siempre me gustó el ambiente artístico. Desde que tengo uso de razón me paraba frente al espejo entre cinco u ocho horas cantando y bailando, maquillada, y cuando mi mamá se iba me metía en su vestidor y me ponía todos sus vestidos y zapatos”, dice la joven que estudia canto con Lorena Borgese y actuación con Jimena Fassi.

—Guillermo Francella se estremeció con la historia de un chico que intentó suicidarse y que volvió a sonreír mirando su programa en el hospital ¿Qué fue lo más fuerte que te pasó?
—Hace poco conocí a Leila, una fan que tenía cáncer y su sueño era conocerme. Estuvo dos años sin celebrar su cumpleaños. Le dijeron a sus padres que tenía poco tiempo de vida, entonces buscaron la forma de ubicarme, fueron a mi colegio, llamaron a Disney, se anotaron en Make a Wish (Fundación que te da la posibilidad de conocer a fans que están enfermos), hasta que finalmente se vieron con mis padres antes de que yo viajara a Los Angeles. Y pude conocerla, fui al cumpleaños, invitó a sus amiguitas, cantamos una canción juntas y la pasamos re lindo. A la semana falleció y cuando fui al velorio los padres me dijeron “ella te estaba esperando”. Lloré muchísimo. Nunca me lo voy a olvidar. En Chile conocí a una nena que estaba mal, le dijeron que me iba a conocer, pero que debía comer, dormir, y entonces empezó a recuperarse. El jefe de Disney me dijo que está comprobado que existen milagros y que hasta sucedió con Hannah Montana.

Stoessel cursa primer año del polimodal y aún le quedan dos años para terminar el secundario: “Seguro que el viaje de egresados será a Cancún”. Confiesa que usa Twitter solo para cuestiones profesionales y retuitear los mensajes cariñosos de sus fans y revela que se borró de Facebook “por la cantidad de mensajes que me enviaban, y no podía subir fotos de mi vida privada, como estar en bikini o en la playa. En Disney cuidan la imagen. Hay muchas cuentas falsas con mi nombre”.

—¿Podés salir a bailar?
—Es difícil. No me copa. Prefiero hacer algo más íntimo con amigas o ir a lugares privados. Quizá te molestan, o te hablan en serio pero no podes disfrutar o incluso quizá hay envidia o chicas de mi edad a las que no les agrado. No me privo de nada. Voy al shopping, no me camuflo o esas cosas y con mis amigas solemos ir al Sturbucks de acá cerca a ponernos al dia.

—¿Cómo te administrás con el dinero?
Mi plata no se toca, se ahorra para comprarme un departamento, tener un techo donde vivir es lo más importante, y un auto el año que viene cuando tenga el registro.

—Tu papá en la ficción es cuida, sobreprotector y obsesivo. ¿Te sucede lo mismo con Alejandro?
—No. Es liberal. Me dice que lo peor que pueden hacer es irme en contra, sino aconsejarme y darme herramientas para que después tome mis propias decisiones. No me van a prohibir estar con un chico si estoy enamorada.

—¿Le presentaste novios?
—Sí. Uno solo. Era el mejor amigo de mi hermano (Francisco) y salimos un tiempo. Es conocido y amigo de la familia y mi mamá lo ama. Ahora estoy soltera, siempre hay tiempo para el amor y soy re enamoradiza.

—Hace poco estuviste en EE.UU ¿Conociste el mundo Disney?
—Sí, fue increíble. Me quisieron conocer los jefes de Los Ángeles, los que eligieron a Miley Cirus y a Selena Gomez. Ellos sabían del éxito de Violetta en Latinoamérica y Europa y no podían creer que fuera tan exitoso. Tuvimos una reunión, me tomaron un mini casting en inglés en el que estudié seis paginas de una escena de Good Luck Charlie y después canté. Estaban felices y me felicitaron.

—¿Te gustaría trabajar en EE.UU?
Ojalá exista esa posibilidad, me encantaría hacer películas y seguir vinculada a la televisión, pero mi sueño es ser cantante y sacar mi disco solista.

Fotos: Santiago Cichero / Diario Perfil